Plagiocefalias

¿Qué
es?

Las cabezas de los bebés son flexibles cuando nacen porque crecen rápido, y tienen que poder adaptarse al aumento de tamaño del cerebro en crecimiento.
Estos huesos tan flexibles, pueden también adaptarse y variar su forma en función de los apoyos que estén recibiendo a lo largo del día si están acostumbrados a estar en una misma posición de manera frecuente.

Por eso, una plagiocefalia se define como una alteración en la forma de la cabeza de los bebés en la que un lado se aplana. Casi siempre se produce por un apoyo excesivo en uno de los dos lados de la cabeza de manera preferente, y esto hace que, en la parte posterior de la cabeza del bebé, un lado se vea más plano que el otro.

¿Qué observamos?

Los papis pueden observar cuando miran al peque desde atrás que un lado es más plano, mientras que el otro está más abultado. Además, desde adelante, se puede apreciar asimetría facial.

Esto quiere decir que puede verse un ojo más abierto que otro, una orejita más adelantada, incluso un lado de la frente más abultado o un carrillo más grande que el otro.

¿Cómo se Diagnostica?

Es importante que sea diagnosticado y valorado por un especialista pediátrico, en Valladolid lo evalúan los pediatras en los casos más leves y los cirujanos pediátricos en los casos moderados y con mayor severidad.

El diagnóstico se realiza mediante la medición de la cabeza, tanto de las diagonales como del índice craneal, y con la observación de la forma del cráneo y los puntos compensatorios que también se pueden alterar: frente, ojos, pómulos, orejas, nariz y cuello.

La causa de las plagiocefalias es posicional en la mayoría de los casos. Puede desarrollarse durante el embarazo, dentro del útero, por la posición que adopta el bebé, o por estar encajado recibiendo presión en algún ladito de la cabeza, por lo que el diagnóstico puede hacerse desde el nacimiento.

Pruebas complementarias:

No se realizan pruebas complementarias, a no ser que las fontanelas se aprecien más cerradas de lo normal.

En este caso se realizaría una radiografía y/o una ecografía, para poder apreciar con claridad la amplitud de las fontanelas.

¿Cuál es el Tratamiento?

Existen dos tipos de tratamiento en función de la edad de diagnóstico y de la severidad de la plagiocefalia:

Tratamiento fisioterapéutico.

Desde fisioterapia se aborda la plagiocefalia a diferentes niveles:

1.Trabajo posicional:

Se indican pautas posicionales para evitar que siga aumentando la asimetría de la cabeza y para favorecer que otros puntos reciban presión y se vaya modelando la forma del cráneo en otra dirección. El porteo ergonómico, el “tummy time” y la adaptación del entorno son los pilares básicos de este apartado.

Nuestra clínica es distribuidora oficial de los cojines posicionales "MIMOS"

Cojín posicional mimos:

Este cojín se coloca debajo de la cabeza del bebé cuando está boca arriba para evitar zonas de contacto y distribuir cargas entre los diferentes puntos de apoyo de la cabeza. Se debe utilizar siempre que el bebé está boca arriba, incluso cuando duerme. Aunque hay varias marcas de estos cojines posicionales, desde Le Petit Kiddo trabajamos como distribuidores oficiales de la marca mimos, al ser el único cojín con respaldo de estudios científicos tanto en su eficacia, como en su seguridad.

2.Trabajo muscular y fascial:

En muchas ocasiones la posición mantenida que adquiere el bebé genera adaptaciones de los tejidos, que se acostumbran a moverse en una dirección determinada, o pierden la movilidad en partes que están más inmóviles.

En otros casos, es la alteración o contractura de algún músculo, la que hace que la posición no pueda modificarse y entonces se altere la forma de la cabeza.

Desde Le Petit Kiddo, hacemos trabajo manual profundo para liberar estos tejidos e invitar al movimiento fisiológico y simétricos de las estructuras del cuerpo de los más Kiddo.

3.Trabajo activo y de desarrollo motor:

Desde Le Petit Kiddo, creemos en la activación de movimiento por parte de los peques. Por lo tanto, todo nuestro tratamiento irá encaminado a que el bebé integre la información que recibe durante la sesión y obtenga movimiento activo en el sentido que se busca. Por lo tanto, trabajamos para que el peque consiga el movimiento, más que para producirselo desde fuera de forma pasiva.

A esto le añadimos pautas e información a la familia sobre cómo funciona el desarrollo en los más Kiddo. Es a partir del punto en el que se encuentre nuestro peque, sobre el que empezaremos a trabajar. Utilizamos tiempo en prono, apoyo en codos, giros de la cabeza, creación de la línea media, volteos, reptación, sedestaciones… o cualquier hito motor en el que se encuentre el peque. 

Tratamiento ortopédico:

Se utilizan cascos ortopédicos que redirigen el crecimiento de la cabeza. Lo que hacen estos cascos es contactar en las zonas más prominentes y dejar espacio en las zonas más deprimidas para que el moldeamiento de la cabecita se encamine en esa dirección. Estos cascos sueles ponerse una vez pasados los 6 meses de edad, y antes del primer año, ya que en estos meses el crecimiento de la cabeza todavía está aún bastante activo. Por normal general, el tratamiento ortopédico dura entre 3 y 6 meses, y lo llevan puesto 23h al día.

¿Qué debemos tener también en cuenta?

01. Tortícolis muscular congénita:

La tortícolis muscular congénita se define como un acortamiento o fibrosis de uno de los músculos esternocleidomastoideo, situados en el cuello. Esto hace que el bebé tenga una posición mantenida característica, en la que siempre inclina la cabeza hacia el lado del músculo afectado, y mira de manera lateral hacia el contrario. La plagiocefalia, en numerosas ocasiones es ocasionada por una tortícolis muscular, y en otros casos, es la propia plagiocefalia la que puede interferir en el desarrollo de los músculos esternocleidomastoideos.

02. Desarrollo motor:

A veces, la forma de la cabeza puede influir en el desarrollo motor de nuestros Kiddo. En muchas ocasiones, al estar orientados hacia un hemicuerpo, los peques pueden tener alterada la referencia de la línea media de su cuerpo, y el esquema corporal, por lo que identifican y utilizan más un lado de su cuerpo que el otro. Esto genera un “bucle” donde la musculatura y el tejido blando, empiezan a descompensarse y a generar una mayor actividad en un lado que en el otro.  Esto puede desembocar en arrastres, gateos o posiciones de sedestación asimétricas. 

03. Otras alteraciones:

Algunos estudios científicos llegan a relacionar las plagiocefalias posicionales con aumento de alteraciones gastrointestinales debido a la posición anatómica de algunos nervios que se irritan por las posiciones recurrentes del bebé. Por lo tanto, es importante chequear la forma de la cabecita del bebé en peques que necesitan tratamiento de manera constante por alteraciones gastrointestinales, y que no se resuelven al completo. 

También puede asociarse a dificultades con la lactancia. Esto sucede porque a veces, los Kiddo no pueden realizar el giro completo de la cabeza en una de las direcciones, y esto hace que el resto de las estructuras no estén bien posicionadas para desarrollar plenamente sus movimientos.