Fisioterapia Digestiva

¿Quieres conocer cómo trabajamos?

Existen varios tipos de problemas que trabaja nuestro especialista pediátrico:

Cólicos/Gases

Son episodios recurrentes de llanto intenso que suelen conllevar irritabilidad del bebé. Es algo muy frecuente en los bebés durante el primer año de vida. Se suele intensificar entre los tres y los cuatro meses. Se diagnostica por los médicos especialistas por los síntomas del bebé y no es necesario realizar pruebas. Sí se realiza una exploración para buscar las causas que pueden producir el llanto y poder descartar otros motivos.

TRATAMIENTO

El tratamiento consiste en terapias avanzadas de relajación del intestino. De esta forma, consiguen expulsar los gases. 

La terapia postural y las rutinas pueden ayudarnos a sobrellevar la situación. Hay que tener en cuenta que durante los seis primeros meses de vida solo deben lactar, no se recomienda dar infusiones.

Estreñimiento:

Las deposiciones en los recién nacidos son muy variables. Durante el primer mes de vida pueden llegar a hacer tras cada toma, sin que se considere diarrea. Por otro lado, hay momentos en los que pueden estar varios días sin hacer caca, y no tendría por qué considerarse estreñimiento si la consistencia de la caca es pastosa. Cuando pasan varios días sin hacer ninguna deposición lo importante es ver la situación del peque. No tienen que hacer un gran esfuerzo para conseguir la deposición, ni tiene que asociarse situación de llanto o dolor. Tampoco tendría por qué ser explosiva ni dura.

TRATAMIENTO

En cualquiera de estos casos la fisioterapia pediátrica puede ayudar aliviando tensión de las estructuras abdominales, y enseñando masajes que estimules en movimiento intestinal para conseguir que los peques estén más cómodos. Por último recordar que es importante no estimularles con ningún bastoncillo, sonda, medicamento o infusión sin haber consultado con un profesional sanitario.

Reflujo gastroesofágico (RGE):

Es la subida del contenido del estómago hacia el esófago y/o boca. En muchas ocasiones por inmadurez del sistema digestivo de los bebés. El RGE a veces puede ocasionar dificultades para respirar, por mala gestión de este contenido. Se diagnostica por los médicos especialistas por los síntomas del bebé. No es necesario realizar pruebas.

TRATAMIENTO

El tratamiento consiste en terapias avanzadas para la relajación de la musculatura y las estructuras que envuelven el estómago. Se incluye el tratamiento del intestino para conseguir reducir el RGE